Elaboración

En la bodega nuestra labor es preservar al máximo todo el trabajo que hemos hecho en la viña. Las primeras 48 horas de la llegada de la uva son fundamentales, y somos muy exigentes en estos primeros momentos. La vendimia es toda manual, el transporte lo más rápido y delicado posible. Desde el momento que la uva cae en la prensa empezamos a echar nieve carbónica protegiéndolas del oxígeno. Sólo utilizamos el mosto flor para nuestros vinos y espumosos, el mosto de las primeras prensadas. Hacemos un desfangado estático dejando que las partículas se vayan depositando. Una vez limpio sacamos el claro controlando la turbidez exacta a la que dejaremos el mosto que va a fermentar. La fermentación alcohólica la realizamos en depósitos de acero inoxidable con temperatura controlada a 18ºC. Una vez terminada la fermentación alcohólica dejaremos reposar nuestros vinos base hasta el momento del cuaje y del tiraje. Nuestros espumosos tienen un mínimo de 18 meses para l’Hereu y De Nit, de 3 años para el de la Finca, de 4 años para Textures de Pedra y un máximo de 7 años para nuestro vino espumoso de más larga crianza. Durante todos esos meses los vinos espumosos van cambiando de perfil aromático y ganando en complejidad. Una vez terminada la crianza sobre lías, procedemos a la clarificación y el degüelle de nuestros vinos espumosos. El licor de expedición, determinado en función de las condiciones de cada añada, debe potenciar el trabajo de la naturaleza y viña, el sello de la personalidad de los vinos espumosos Raventos i Blanc.